Carpe Via

Vive la calle

EL ARQUITECTO HOLOMETÁBOLO

1 comentario

La pasada semana tuve el placer, después de seis (casi siete) intensos años con pocas horas de sueño, de recoger el título de Arquitecto. Superada la inmensa alegría inicial, las  eternas noches y mañanas de descanso y el cada vez mayor vacío existencial que supongo que a todos nos abruma, vuelvo a cuestionarme qué supone, qué implica ser hoy Arquitecto. A continuación  recupero algunas reflexiones en torno a esta idea surgidas a raíz de las conversaciones con  Domenico, Iñaki, Ethel y Paco entre tantos otros.

dios arquitecto 3

“La arquitectura es algo que debería importar a todos, pues no hay quien se libre de ella”  Stepienybarno

La arquitectura es una actividad que nos afecta a todos, seamos o no arquitectos. Muchos de nosotros sufrimos, o hemos sufrido las consecuencias de lo impuesto por el arquitecto que ha construido el hogar o ciudad que habitamos. Parece sin embargo que durante los últimos años la distancia que separa arquitecto y sociedad ha sido cada vez más grande. Su lenguaje, su posición y la euforia vivida durante los últimos años del boom lo han alejado cada vez más de los problemas cotidianos de la ciudadanía.

En esta compleja conversación que es la ciudad la comunicación entre arquitecto y ciudadano, como se insiste desde StepienyBarno, no ha sido la más adecuada y nuestra incapacidad para ser entendidos por la sociedad que disfruta o sufre nuestra arquitectura ha sido muy escaso. Como consecuencia tenemos una cada vez mayor distancia entre la ciudad real y la planificada por los arquitectos, que muchas veces nos mantenemos ciegos y hablando en un lenguaje extraño, complejo e incomprensible para la sociedad a la que servimos, que se siente incapaz de hacer escuchar sus problemas reales a quienes deben resolverlos.

Creemos por tanto que nuestra disciplina se ha visto encerrada en un proceso de ensimismamiento y abstracción demasiado complejo y ajeno muchas veces a los problemas del día a día. Como insisten StepienyBarno parafraseando a Innerarity: La arquitectura es sin embargo una materia que no puede perder el contacto, ni el interés de una sociedad conformada por gente corriente, problemas cotidianos y una realidad cambiante. Cuando la arquitectura recupere este contacto dejará de ser una disciplina encerrada en sí misma para convertirse en una vivencia apasionada, atenta al presente, sin miedo a la complejidad. Y los arquitectos, abiertos al diálogo y al humor, podrían volver a ocupar una posición indispensable en esta conversación que es la ciudad.

_el arquitecto en las nubes

La casa, la ciudad, la plaza, son obra del arquitecto, pero son ante todo el hogar de sus habitantes. Son el escenario donde se escribe su memoria, su identidad, sus deseos. Sin embargo, aunque la actividad del arquitecto es breve en comparación con la vida de su obra, sus decisiones se prolongan mucho más allá de su tarea.

Si añadimos a esto además el hecho de que, hasta hoy, nuestra disciplina ha entendido el proceso de diseño como la “entrega” de un diseño final del proyectista al usuario, nos encontramos ante una situación en que el agente más importante a la hora de hacer ciudad, el ciudadano, es completamente apartado de la toma de decisiones que le afectan.

Así pues no parece lógico continuar con determinados modelos en que el ciudadano aparece como receptáculo pasivo de soluciones “prefabricadas”. Creemos fundamental integrar al habitante en el proceso de diseño y gestión de su entorno para así convertir sus demandas y reivindicaciones en propuestas específicas y ajustadas a sus necesidades.

En este ámbito la figura tradicional del arquitecto ha de reconsiderar su papel para acercarse hacia una posición más colaborativa .Herencia de los modelos organizativos de éxito de internet, se nos plantean nuevos modelos abiertos en que los habitantes vuelven a ser protagonistas de la identidad, gestión y transformación de su ciudad. Bajo este esquema de  funcionamiento  se disuelve la figura del arquitecto como autor único de la obra para aproximarnos hacia sistemas más abiertos de arquitectura y urbanismo en que prima el proceso de diseño colectivo frente al objeto. Nos encontramos ante un modelo de “arquitectura opensource”

_el arquitecto holometábolo

A lo largo de la historia, la nuestra ha sido una disciplina que ha sufrido una constante evolución y cambio, una incesante redefinición de sus funciones y competencias en la sociedad. Y es que, si aceptamos que la arquitectura es el testigo de nuestro tiempo, un retrato de nuestra sociedad, es innegable que evolucionará y crecerá como un reflejo de la misma.hoometaboloAG

img 02. evolución histórica de la figura del arquitecto

¿Supone esto una pérdida de nuestras competencias profesionales?¿Debemos desechar todo aquello que hemos aprendido para reformular nuestra identidad?

Creo que la respuesta a esto, a riesgo de parecer un tanto pretencioso, es bien sencilla y puede ser respondida con una pregunta:

¿Dejó el arquitecto -humanista de ser arquitecto constructor? ¿Dejó el arquitecto-ingeniero de ser arquitecto-constructor o arquitecto-humanista? ¿Dejará entonces el arquitecto facilitador de ser ingeniero, humanista o constructor ?

Este nuevo salto en la arquitectura supondrá un enriquecimiento de nuestra práctica, una capa más de complejidad que agregar a este intrincado sistema de relaciones que es la arquitectura. Nuestra disciplina amplía así su campo y complejidad para adaptarse a un contexto diferente y cambiante.

_el arquitecto-facilitador

Así, durante los últimos años estamos asistiendo a una profunda pero necesaria transformación de nuestra práctica donde el arquitecto no aparece ya como aquel que únicamente “entrega” un objeto definido al ciudadano o “usuario” que la consume. Frente a la entrega de un diseño acabado, el arquitecto aparece hoy como un agente capaz de promover procesos de creación colectiva que integran al ciudadano en la fase de diseño, devolviendo a este el papel que le corresponde a la hora de hacer ciudad.

El arquitecto facilitador se perfila así como aquel técnico que, además de contar con los conocimientos precisos a la hora dar respuesta a problemas técnicos, es capaz de trabajar la ciudad desde aquellos factores inmateriales que definen su funcionamiento y autonomía. Es aquel técnico o equipo interdisciplinar encargado de establecer los procesos y herramientas necesarias capaces de definir colectivamente el marco de intervención y horizonte de posibilidades que nos aproxime a la intervención final, así como de definir las dinámicas que garanticen autonomía en la continuidad de esos procesos. El arquitecto ahora además de construir un espacio físico, lo dota de vida construyendo una comunidad en torno a éste. Este profesional define el marco, orienta el proceso en un equipo interdisciplinar, establece canales de interlocución entre agentes y genera autonomía.

Así, el arquitecto ya no es solo quien construye y ordena nuestras ciudades y edificios, sino que además es quien establece las herramientas que garantizan su posterior autonomía, funcionamiento y vida en torno a los mismos.

Salvando importantes matices y considerando la multiplicidad de perfiles que encontramos en esta nueva manera de entender la actividad del arquitecto, me atrevo a señalar al arquitecto facilitador como aquella figura que, todavía en constante redefinición, se mueve impulsado por unos aparatos o sistemas anatómicos que bien podían ser los siguientes:

anatomia arquitectosub                    img 03. Estudio anatómico del arquitecto facilitador (hacer click para ampliar)

ARQUITECTURA PROCESUAL. PLACEMAKING

APARATO ANALÍTICO – PERCEPTUAL ( 1 en el dibujo)
Es capaz de entender y analizar el contexto urbano y su problemática según distintas escalas, emitiendo un diagnóstico base desde el que empezar a actuar. Mira, escucha y pregunta a los ciudadanos .

ARQUITECTURA DE INTERMEDIACIÓN ( 2 en el dibujo)
El arquitecto como mediador entre los distintos agentes que intervienen en el territorio. Facilita y garantiza la comunicación entre los distintos actores implicados en la transformación y gestión de la ciudad y fija los canales de interlocución necesarios para una mayor corresponsabilidad entre estos.

ARQUITECTURA COGNITIVA ( 3 en el dibujo )
El arquitecto construye la ciudad también desde factores inmateriales, entendiendo que hacer ciudad es también construir una comunidad. Así el arquitecto aparece como un agente capaz de definir medidas de estimulación y uso del espacio construido en un proceso de “domesticación urbana” en que se fijan colectivamente las estrategias para garantizar su posterior vitalidad y autonomía.

ARQUITECTURA DIGITAL  ( 4 en el dibujo )
Hibridación físico-digital. Las tecnologías de comunicación nos ofrecen nuevas posibilidades a la hora de establecer los canales necesarios para el desarrollo de nuevas dinámicas de comunicación, organización y relación entre vecinos y de estos con la administración. Se trasladan las ventajas de los modelos de la red a un entorno local concreto. Redes Hiperlocales.

ARQUITECTURA PRESENCIAL    ( 5 en el dibujo )                                                                             Es quizá la arquitectura entendida a la manera más tradicional. La arquitectura como hardware, como elemento presencial y tangible que da respuesta a un problema técnico de diseño. La arquitectura no es sin embargo aquí entendida únicamente a escala edilicia. El arquitecto como aquel agente capaz de dar respuesta técnica a problemas de diseño desde la escala del objeto hasta la del territorio, pasando por el edificio o la ciudad.

Esta no es una cuestión que afecte únicamente al futuro de la figura del arquitecto.  Estamos viviendo una serie de acontecimientos que están transformando el paisaje social contemporáneo con importantes consecuencias en el modo de entender y organizar nuestras ciudades.   Debemos asumir e incorporar  a nuestra práctica este necesario cambio desde los distintos campos relacionados con la ciudad, para dar respuesta a una problemática real que hasta hoy no hemos sido capaces de entender.

Es necesario establecer espacios de encuentro y debate donde, de modo interdisciplinar y perspectivas diferentes, aunemos esfuerzos para avanzar juntos en una misma dirección.  Es momento de pensarnos en común, debatir y ante todo actuar para que nuestro trabajo no permanezca como un movimiento paralelo, alternativo y casi ajeno a nuestros espacios profesionales, docentes y universidades.

Artículo escrito originalmente por Jonathan Reyes en:  offlinecity.wordpress.com/

Fuentes, bibliografía y notas a pie de página. 

Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó. El lenguaje de los arquitectos. LaCiudadViva. Disponible en: http://www.laciudadviva.org/blogs/?p=17076

Paisaje Transversal : http://www.paisajetransversal.org/

Urbanohumano: http://urbanohumano.org/

Imágenes propias con la colaboración de Mar Albiol

img01. El dios arquitecto. Imagen inspirada en retablo medieval. Recuperado de : http://www.epsilones.com/

img 02.  Imagen propia.

img 03. Imagen propia inspirada en estudio anatómico previo. Encontrado en:
El cuerpo humano. Láminas anatómicas para artistas. Italia: Vinciana editora

Anuncios

Un pensamiento en “EL ARQUITECTO HOLOMETÁBOLO

  1. Pingback: CIUDAD OPEN SOURCE | Carpe Via

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s